"Errar es humano y todos nos equivocamos, pero persistir en el error no tiene justificación", ha insistido Martín Moreno, que espera sentarse con el ministro de Sanidad español, Salvador Illa, la primera semana del mes de octubre, aunque "el problema es la urgencia y debería comenzar la evaluación inmediatamente".

Ha citado al padre de la Medicina Social, Rudolf Virchow y ha recordado que decía que "la epidemia es un fenómeno social que conlleva algunos aspectos médicos". En ese sentido, el doctor cree que hay que ver qué consecuencias tendría volver a confinar a toda la población al completo.

"Estamos más preparados ahora que en el mes de marzo, sabemos más del virus, cómo manejar los tratamientos, las vacunas están cerca y hay motivos para la esperanza", ha dicho. Aún así, ha vuelto a recomendar que todos mantengamos las tres 'M' y evitemos las tres 'C'.

Si utilizamos la mascarilla, mantenemos la distancia de seguridad y nos lavamos las manos frecuentemente, ayudaremos a que el virus tenga más dificultad para pasar de una persona a otra y si evitamos el contacto, los lugares cerrados y concurridos todavía se lo pondremos más complicado.