La publicación de una fotografía de Melissa en su perfil de Instagram hizo que Bretz entrara en cólera y le habría propinado una brutal paliza, que luego ella mostró también en las redes sociales.

"Tenía la certeza de que me iba a matar", declara una compungida Melissa, que cuenta que "le golpeó la cabeza con el suelo varias veces y le arrastró por el apartamento tirando del pelo".

Además, la joven publicó los audios de su ya expareja, en la que le gritaba: "¡Para de ser burra! No aceptas que el hombre tiene más poder que tú. ¡Eres una mujer! ¡Tienes que aceptar eso!".