Mar de plástico: episodio 5

Mar de plástico: episodio 5

Carmen confiesa quién es el verdadero padre de Ainhoa

El incendio del coche de los Rueda que la policía encontró calcinado fue obra de Agneska. Héctor y Marta amanecen juntos y Fernando recomienda a Lucas olvidarse de Fara si no quiere sufrir las consecuencias.

Salva descubre que Agneska quemó el coche para proteger a Juan Rueda
Salva descubre que Agneska quemó el coche para proteger a Juan Rueda | Atresmedia

La policía continúa buscando al responsable de haber quemado el coche blanco perteneciente a los Rueda, la única prueba clara del asesinato de Ainhoa existente hasta el momento. Salva descubre en su investigación que la persona que lo hizo fue Agneska, que pretendía proteger a su marido, Juan Rueda, frente a la policía. ¿Qué esconde el matrimonio? ¿Por qué tenía la rusa que proteger a su esposo? Además, Salva descubre que Agneska tiene un amante, aunque la única pista que tiene sobre él es que lleva un tatuaje en el cuello.

Mar se encuentra disfrutando de un día de sol en la piscina de su casa cuando descubre, mientras se da un baño, que alguien la está espiando. Sin embargo, no es capaz de reconocer de quién se trata. Cuando lo persigue junto a su padre, encuentran una videocámara con imágenes de Mar y otras chicas del pueblo, incluida Ainhoa.Sin embargo, ésta no es la única noticia que sacude a la familia: Carmen les desvela quién es el verdadero padre de Ainhoa.

Por otro lado, Héctor y Marta pasan la noche juntos. Cuando amanecen uno al lado del otro, al policía le cuesta disfrutar del momento: las imágenes de la muerte de Pablo continúan atormentándole, cada vez con más fuerza.

Fernando se acerca a Lucas para aconsejarle que deje de ver a Fara si no quiere sufrir las consecuencias de meterse en tal relación. Le asegura que sus amigos serían capaces de matarle por algo así. Sin embargo, Lucas no está dispuesto a abandonar a Fara ahora que ha descubierto, a su lado, lo que significa el amor. Fara tampoco parece dispuesta a abandonarle.

La policía continúa buscando al responsable de haber quemado el coche blanco perteneciente a los Rueda, la única prueba clara del asesinato de Ainhoa existente hasta el momento. Salva descubre en su investigación que la persona que lo hizo fue Agneska, que pretendía proteger a su marido, Juan Rueda, frente a la policía. ¿Qué esconde el matrimonio? ¿Por qué tenía la rusa que proteger a su esposo? Además, Salva descubre que Agneska tiene un amante, aunque la única pista que tiene sobre él es que lleva un tatuaje en el cuello.

Mar se encuentra disfrutando de un día de sol en la piscina de su casa cuando descubre, mientras se da un baño, que alguien la está espiando. Sin embargo, no es capaz de reconocer de quién se trata. Cuando lo persigue junto a su padre, encuentran una videocámara con imágenes de Mar y otras chicas del pueblo, incluida Ainhoa.Sin embargo, ésta no es la única noticia que sacude a la familia: Carmen les desvela quién es el verdadero padre de Ainhoa.

Por otro lado, Héctor y Marta pasan la noche juntos. Cuando amanecen uno al lado del otro, al policía le cuesta disfrutar del momento: las imágenes de la muerte de Pablo continúan atormentándole, cada vez con más fuerza.

Fernando se acerca a Lucas para aconsejarle que deje de ver a Fara si no quiere sufrir las consecuencias de meterse en tal relación. Le asegura que sus amigos serían capaces de matarle por algo así. Sin embargo, Lucas no está dispuesto a abandonar a Fara ahora que ha descubierto, a su lado, lo que significa el amor. Fara tampoco parece dispuesta a abandonarle.

Antena 3 | Madrid | 12/02/2016

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.